martes, 5 de febrero de 2019

CUARTA GRAN RECOGIDA URGENTE DE ALIMENTOS PARA LAS FAMILIAS SIRIAS DESPLAZADAS

Como en otras ocasiones, os invitamos a que participéis en la recogida de alimentos que tendrá lugar en el edificio del Rectorado de la UNED el próximo 9 de febrero.

Se trata de la CUARTA GRAN RECOGIDA URGENTE DE ALIMENTOS con destino a familias sirias desplazadas por la guerra, que organiza la asociación olVIDAdos junto con la UNED.


olVIDAdos es una asociación española sin ánimo de lucro declarada de utilidad pública cuyos fines son formativos y asistenciales. Uno de los proyectos que lleva a cabo es la asistencia en campos de refugiados sirios. Todos los años realizan una campaña de recogida de alimentos y enseres que faciliten la vida de los desplazados.
El próximo 15 de marzo se cumplen ocho años del comienzo de la guerra en Siria. Según ACNUR, más de 5,6 millones de personas han huido de Siria desde 2011; la mayoría ha emigrado a los países vecinos: Turquía es, con diferencia, el país que más refugiados acoge (el 64 %), le siguen Líbano y Jordania, entre otros. No todos los lugares de acogida cuentan con campos de refugiados, ni todos los campos de refugiados son iguales. Por eso, la labor de ONGs como olVIDAdos es tan necesaria.

Por si fuera poco, millones de personas se encuentran desplazadas dentro de Siria, por lo que a las condiciones de miseria por haberlo perdido todo hay que sumar la gran inseguridad y la guerra.



Campo de Refugiados en la Isla de Lesbos


Pilar González-Cremona

martes, 29 de enero de 2019

PRODUCIR POR PRODUCIR: UN BUCLE PELIGROSO


Este año 2019 se vislumbra como el año de las acciones para frenar el despilfarro de alimentos y el uso de plásticos. Y es que ambas causas están muy unidas. Los gobiernos y las entidades internacionales no paran de publicar cifras, campañas y políticas para salir de la encrucijada en la que nos encontramos: el bucle de la producción descontrolada.

En 2017, según datos de MAPAMA (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente), se tiraron a la basura en España unos 1.229 millones de kg (o l) de alimentos y bebidas, de los cuales 1.075 millones fueron productos sin utilizar y 154 millones eran alimentos cocinados. Se calcula que entorno al 20% de la cosecha no llega a recolectarse, y otro 20% se queda en los almacenes. Casi la mitad de la producción mundial ni siquiera llega a ser consumida por diferentes causas socioeconómicas, y no de capacidad técnico-productiva. Según un estudio de la FAO, el 28% por ciento de la superficie agrícola del mundo- se usa anualmente para producir alimentos que se pierden o desperdician.

Las cifras son claras: el problema del hambre en el mundo y la falta de acceso a alimentos suficientes no es una cuestión de volumen de producción sino del sistema de distribución, los intereses que influyen en el mercado internacional y que están provocando que cada vez haya menos productores y más empresas que controlan toda la cadena, desde la producción hasta la comercialización, y que marcan las pautas sobre tipo y volumen de producción, precio de venta y accesibilidad a los alimentos.

El desperdicio de alimentos no solo plantea cuestiones éticas, económicas, sociales y nutricionales, sino que tiene también consecuencias sanitarias y ambientales. El mayor porcentaje  de los restos plásticos encontrados en el mar y las costas proviene  del sistema agroalimentario: bandejas de corchopan para viveros, pescado y marisco, plásticos film para envolver platos precocinados, envases y cubertería de usar y tirar, bolsas…Se estima que cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en todo el mundo, y la cifra se disparará otro 20% para 2021 (Conservancy, 2016).

Estamos inmersos en una espiral de producir por producir, en una economía de escala que premia la mayor cantidad con el mejor precio, sin sentido, sin lógica…o quizás una lógica meramente empresarial que no atiende a razones ecológicas (de regeneración de los recursos naturales, de reciclaje de los residuos) ni sociales (de acceso a alimentos de calidad, de generación de empleos dignos y estables, del poder de decisión sobre qué y cómo producir).

Las alternativas pasan por darle la vuelta a este sistema “patas arriba” y empezar a pensar, primero, en qué y cuántos alimentos son necesarios producir, dónde, cómo y para quién. Relocalizar, en la medida de lo posible, las relaciones de intercambio y el consumo. Relocalizar también la toma de decisiones. Una mayor cercanía de la producción evitaría el uso excesivo  de energía y la generación de tantos residuos, disminuyendo el transporte, almacenamiento y los intermediarios, y por ende, el envasado. Ayudaría también a entender  qué es lo que los y las productoras cercanos pueden ofrecer (en función del contexto socioambiental en el que se encuentran), y a cuidar los recursos naturales locales de los que dependeríamos, como siempre se ha hecho, para que no se agoten nunca.

El problema del despilfarro deja entrever que otro sistema agroalimentario es necesario, y que ya hay concepciones como la Agroecología y la Soberanía Alimentaria que apuestan por estos cambios y generan herramientas para poder llevarlos a cabo, esperando que cada vez seamos más personas las que queramos utilizarlas.

Sara Velázquez
Coordinadora del Área de Desarrollo Rural y Agroecología de la Asociación GeoAlternativa
Directora del curso de Agroecología y Soberanía Alimentaria de la Fundación UNED

viernes, 11 de enero de 2019

MADRID CENTRAL ¿NOS SUMAMOS?

Al margen de polémicas e ideologías, los beneficios medioambientales que aparecen en la página del Ayto. de Madrid son firmes: se evitarán un 37% de los kilómetros recorridos actuales y un 40% de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante que afecta a la salud y cuyos niveles incumplen la normativa desde 2010. No solo contribuye a la calidad del aire como parte del Plan A de Aire y Cambio Climático, sino que también supondrá menos ruido y la liberación de espacio público para dar el protagonismo a las personas que viven y visitan el distrito en un entorno más acogedor y saludable.

Esta entrada se hace desde la información más científica y neutral posible, evitando caer en ningún aplauso o queja y procurando informar, que no persuadir o “conducir” hacia ciertas opiniones o argumentos. Antes que nada, es importante saber que el proyecto Madrid Central – Zona de Bajas Emisiones es una fase del Plan A de Aire y Cambio Climático (pincha aquí para acceso completo) y se basa en numerosas directrices de la UE (y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas).
Durante el verano y principios de otoño de 2018 se han acometido los siguientes trabajos:
  • Incremento de las reservas de moto aumentando la superficie disponible en calzada. Se habilitan 52 nuevas reservas (52% más) y 940 plazas (90% más).
  • Plazas SER del distrito Centro pasan a ser todas de residentes (color verde).
  • Señalización del perímetro con una doble línea roja.
  • Instalación de la señalización horizontal y vertical informativa

El 1 de noviembre de 2018 comenzó una campaña de información en soportes exteriores y medios de comunicación, que se extenderá hasta diciembre.
El 30 de noviembre de 2018 entraron en vigor las normas de Madrid Central, con aplicación gradual y progresiva y controles manuales de agentes de policía y movilidad.
En enero de 2019 comenzaron los dos meses de prueba del sistema informático de gestión de multas de Madrid Central. Durante este tiempo, se enviarán comunicaciones sin multa a las personas que incumplan la normativa. En caso de reiteración, se enviará una segunda carta a los 15 días.
En sus 472 hectáreas, no habrá calles de libre circulación, salvo algunos viales con objeto de permitir determinadas incorporaciones, por lo que se elimina el tráfico de paso por el centro de la ciudad. Los residentes, personas con movilidad reducida, y servicios de seguridad y emergencias podrán acceder con sus vehículos a Madrid Central. También se han previsto una serie de excepciones, moratorias y horarios para algunos colectivos por su función o características, por lo que, ante la duda, recomendamos llamar al 010 para contactar con el Ayto. de Madrid e informarse.
Para los vehículos que no cuenten con excepciones o moratorias se les aplicarán los siguientes criterios generales:
  • Los vehículos con etiqueta ambiental 0 Emisiones podrán circular y estacionar en zona SER sin restricción horaria.
  • Los vehículos con etiqueta ECO podrán entrar y estacionar en la zona SER en horario regulado un máximo de 2 horas.
  • Los vehículos con etiqueta C o B podrán acceder únicamente para aparcar en un aparcamiento de uso público, garaje privado o reserva de estacionamiento no dotacional.

Los distintivos ambientales de la Dirección General de Tráfico son estos: http://www.dgt.es/es/seguridad-vial/distintivo-ambiental/index.shtml, pudiendo llamar al 060 para contactar con la DGT ante cualquier duda.
Los criterios de acceso se pueden consultar aquí en detalle.
Para los que tienen dudas de qué área territorial supone os dejamos varios enlaces:
Para los que buscan respuestas concretas, os dejamos las Preguntas Frecuentes. Para los más sintéticos, el folleto que han diseñado. Y para los más interesados en profundizar, os dejamos la regulación oficial al completo por la cual se desarrolla el régimen de gestión y funcionamiento de la Zona de Bajas Emisiones “Madrid Central” y de nuevo el Plan A de Calidad de Aire y Cambio Climático

Hector Molero

martes, 8 de enero de 2019

NATURALIZA. LA PROPUESTA DE EDUCAR EN VERDE DE ECOEMBES


Ecoembes es conocida por su labor en el reciclaje y lleva ya bastantes años realizando proyectos transversales para educar en ello; sin embargo, esta vez se supera con un proyecto de ambientalización o sostenibilización curricular, algo que muchos especialistas llevan pidiendo años y que parece que se está planteando de una manera muy interesante.

Ya desde octubre, Ecoembes inició el proyecto piloto denominado “Naturaliza”, en el que se aplica a Educación Primaria un proceso de formación del profesorado, ambientalización curricular y aprendizaje experiencial. Planificado durante meses, ha sido guiado por numerosos especialistas y formadores de corrientes como el Aprendizaje-Servicio, la Bosquescuela e incluso con la Comunidad de Madrid.

Estas tres son sus claves, según la web propia del proyecto:


- Formación del profesorado: “Preparamos a los docentes para que ellos puedan formar a los alumnos”.

- Ambientalización curricular: “Facilitamos recursos online para que los profesores puedan impartir los contenidos curriculares desde una mirada ambiental”.

- Aprendizaje experiencial: “Creemos en la importancia del aprendizaje en la naturaleza y apostamos por las salidas”

Si continuamos leyendo su web, aparece lo siguiente:

“Naturaliza nace con la vocación universal de llegar a todos los rincones de España, dando especial peso a las pedagogías activas pero adaptándose a las necesidades de los docentes. Si buscas algo más puntual y sigues utilizando libros de texto te recomendamos las sesiones dobles de 50 minutos. Si por el contrario lo tuyo es el Aprendizaje Basado en Proyectos, te sugerimos que cojas la modalidad de proyectos trimestrales.

Queremos transversalizar la educación ambiental y por ello podrán encontrar esa mirada en todas las asignaturas troncales. Ahora mismo estamos trabajando en las de Primaria (Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Matemáticas y Lengua Castellana), pero pronto empezaremos a ambientalizar también Secundaria.

De todos modos, si no lo puedes aplicar en todas las troncales de primaria, puedes trabajar la mirada ambiental solo en Ciencias de la Naturaleza.

Además, somos conscientes que la conexión de los niños con la naturaleza es cada vez menor y necesitamos que la conozcan para que la amen y la respeten. Por ello, en las 2 modalidades de inscripción incluimos recursos para que los profesores puedan realizar cada trimestre mínimo una salida fuera del aula de unas 4 horas de duración. En estas salidas pueden impartir esa mirada ambiental a la vez que trabajan contenidos solo de Ciencias de la Naturaleza o de las 4 troncales”.

Lo que nos queda claro es que la intención es buena y está fundamentada, que es lo más importante. Parece sentarse en bases didácticas de décadas de solidez y el planteamiento es lo suficientemente flexible dentro de la planificación y abierto a diferentes maneras de aplicarlo. Estos son los puntos más positivos del proyecto.

¿Pero en qué consiste exactamente? https://www.naturalizaeducacion.org/te-acompanamos/

La formación de los docentes se realiza a través de una escuela de docentes, atención, atención, virtual. Eso no quiere decir que la calidad de la formación sea pésima, porque han contado con expertos de pedagogías “verdes” o ambientalizadas y con expertos e investigadores para diseñar el prototipo de la escuela, que está en fase piloto. Las ventajas de la virtualidad son el banco de actividades y recursos educativos dirigidos a Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Lengua Castellana y Matemáticas con guías metodológicas y adaptadas al sistema bilingüe tan implantado en la Comunidad de Madrid. Asimismo, se promueve una especie de red digital entre docentes implicados con foros y demás vías de contacto. No todo es a modo de “curso virtual” o MOOC (Massive Online Open Course), sino que incluye encuentros virtuales con expertos (https://www.naturalizaeducacion.org/eventos/) y encuentros/formaciones presenciales también.

Asimismo, te adelantamos algunos detalles que hemos podido conocer por tener entre nuestros compañeros de Biblioteca Sostenible, algún compañero implicado:

- Hay indicadores de calidad como la introducción de un área de investigación y evaluación desde la figura de Jose Antonio Corraliza, conocido experto en Psicología Ambiental de la UAM.

- Se ha implantado en 24 centros de la Comunidad de Madrid y 7 centros de La Rioja como proyecto piloto, con intención de aplicarlo si hay visto bueno a toda España y comenzar el mismo método para Secundaria en siguientes cursos.

- Hay dos modalidades: sesiones dobles de 50 min + salidas fuera del aula (40 horas al año) o proyectos trimestrales + salidas fuera del aula (60 horas al año).

- Algunos de los contenidos son: el cambio global, más allá del cambio climático; huellas ambientales; el antropoceno; educar para el cambio; redes y sistemas; límites del crecimiento; aprendizaje cooperativo; inteligencias múltiples; aprendizaje-servicio; aprendizaje basado en proyectos; bosquescuela; enfoque sistémico; clima del aula; economía circular; sostenibilidad; hábitos y actitudes proambientales; consumo responsable; educación para la sostenibilidad, entre otros.

No nos vamos a engañar, tiene muy buena pinta y desde Biblioteca UNED Sostenible apoyamos este tipo de iniciativas y esperamos que salgan adelante con una ambientalización curricular cada vez más real. Os recordamos que podéis consultar bibliografía de calidad en nuestra biblioteca, además de contar con la Cátedra UNESCO en Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible y las líneas de investigación que tiene la Escuela Internacional de Doctorado, destacando la línea 3 “Diversidad, intervención y sostenibilidad en contextos educativos o los cursos de Formación Permanente que tiene la UNED.

Si quieres echar un vistazo a algunas noticias sobre la implantación del proyecto piloto y los planes para el curso 2019/20 y 2020/21, te dejamos todos los links encontrados para profundizar y examinar de forma más sistémica y crítica este proyecto:


Héctor Molero

viernes, 21 de diciembre de 2018

UNAS NAVIDADES SOCIALES, REFLEXIVAS Y SOSTENIBLES


Desde la Educación Ambiental y la Educación para la Sostenibilidad, se pueden vivir unas Navidades más sostenibles desde lo social y lo reflexivo... ¿Cómo? Os dejamos algunos consejillos y talleres que se pueden realizar en los Centros de Información y Educación Ambiental del Ayuntamiento de Madrid (Retiro, Casa de Campo y Dehesa de la Villa) por su cercanía a la biblioteca.

- NAVIDADES VIVENCIALES: Disfrutamos con nuestra gente, con amistades/familia, con personas con las que tenemos un vínculo intenso. Las experiencias son los mejores regalos y al final, los momentos en compañía son lo más “navideño”.

- REGALOS ALTERNATIVOS: Si son vivenciales o experienciales, mejor. Un cine, una excursión, una tarde con la familia haciendo postales, adornos, cantando, bailando, riendo... Aprovechamos y nos damos un paseo por la ciudad o el entorno más cercano y visitamos sitios decorados con luces o con nieve. Hacemos trueques, recetas navideñas, regalos y envoltorios reutilizando materiales...

- NO AL CONSUMISMO POR EL CONSUMISMO: Reciclar está bien, pero no es suficiente (y hoy en día menos aún). La reducción y la reutilización son la clave para cuidar un poquito más el planeta y ser más conscientes en nuestras compras y nuestros regalos. Y si compramos, reflexionamos sobre el ciclo de vida del producto y tendremos en cuenta que los productos que lleven plástico, que vengan desde la otra punta del mundo o que no sean de Comercio Justo o Ecológico, conllevan un gasto ecosocial (que no aparece reflejado en el precio, pero que existe).

- DECORA DE OTRA MANERA: El árbol de plástico, las guirnaldas de plástico, las bolas y adornos de plástico, el Belén de plástico... El movimiento ZeroWaste nos muestra que hay miles de alternativas. Si tenemos este tipos de adornos en casa, los usamos; pero si no los tenemos, antes de comprarlos, reflexionamos. Quizás un árbol diferente y construido entre todos los que comparten estas navidades con nosotros/as tiene incluso más valor que el tradicional y puede ser hasta más bonito. También se pueden hacer centros de mesa con elementos naturales y velas o manualidades de mil tipos. ¡Google y Pinterest al rescate!

- RECETAS DIFERENTES: El consumo de carne y pescado es uno de los grandes factores de contaminación del planeta. Sin necesidad de opciones veganas o vegetarianas (que también son muy sugerentes), se pueden hacer recetas reduciendo estos tipo de productos, así como los ultraprocesados o los transgénicos (y nuestra salud también lo agradecerá). Las recetas con verdura y fruta son deliciosas y si se realizan en equipo, ¡se disfrutan mucho más!

- LOS JUGUETES: Los juguetes pueden ser de mil tipos. Las construcciones fascinan a los más pequeños y si son de madera u otro material no plástico, proporciona muchos más estímulos desde la neurociencia. Los libros, la ropa o los juegos grupales siempre han sido un gran regalo por su utilidad o la sociabilidad que aportan. Siempre podemos repensar qué juguetes nos hacen más ilusión y cuáles no, seleccionar, ser conscientes e incluso donar los que ya no queramos de otros años. Y una vez más, recordamos que los juguetes no tienen género y que el juego es un componente de aprendizaje cognitivo y social. La diversidad siempre es estimulante y el juego si es libre, mejor.

- BRINDEMOS Y FELICITEMOS: Si brindamos y comemos, que sea con vidrio o cerámica. Nada de plásticos de un solo uso. Intentaremos tener cenas ZeroWaste, ¡no es tan complicado! ¡Y las fecilitaciones, se pueden hacer por las redes sociales o por correo electrónico! Si las hacemos a mano, siempre es mejor reutilizando materiales, no sólo por lo ambiental, sino por el detalle de regalar nuestro tiempo en su realización.

- TRANSPORTE PÚBLICO: Los atascos navideños son un verdadero tostón, aprovechamos el transporte público o las caminatas que siempre serán menos contaminantes y más saludables. Y si hay que usar el coche, compartiremos siempre que podamos, ¡mejor para el bolsillo y para el medio ambiente!

- EFICIENCIA ENERGÉTICA: Podemos iluminar estas fiestas con responsabilidad y sostenibilidad, pensaremos en qué horarios queremos encender los aparatos y no los dejaremos en stand by. Si los juguetes usan pilas como un inconveniente a tener en cuenta y si aún así, decidimos comprarlos, ¡con pilas recargables! En cuanto a la calefacción, una temperatura confortable se suele situar entre 18ºC y 21ºC. El abuso de la calefacción es un gran problema ambiental, intentaremos preservar el calor, cerrar las ventanas y apagarla cuando te vayas a dormir o cuando no estés en casa.

RECOMENDAMOS:


Hay también talleres de puesta a punto de la bicicleta, de huerto ecológico o jardinería ecológica, de jabones, de papiroflexia, de adornos navideños... Os dejamos el enlace del Programa “Hábitat Madrid” directamente en su sección de talleres.

Además, las bibliotecas de la UNED disponen de libros, revistas, obras de referencia, material audiovisual tanto en soporte físico como electrónico que permiten profundizar sobre el consumismo, la educación ambiental y para la sostenibilidad. Os animamos a que profundicéis en los epígrafes que más os interesen consultando los fondos de las bibliotecas. 

Héctor Molero Lombarte

lunes, 12 de noviembre de 2018

EDUCACIÓN AMBIENTAL EN LA XVIII SEMANA DE LA CIENCIA Y LA INNOVACIÓN


¡Que viene, que viene! La Semana de la Ciencia ya está aquí. Su duración es del 5 al 18 de noviembre en 49 localidades de la Comunidad de Madrid. ¡Y ya está en su XVIII edición desde 2001! En esta edición, tiene como objetivo acercar la ciencia y la tecnología a los ciudadanos en especial a los jóvenes para fomentar las vocaciones científicas, el espíritu emprendedor y la creatividad, eliminando las barreras de género.
La Semana de la Ciencia y la Innovación de Madrid es uno de los eventos más importantes de divulgación científica y ciencia ciudadana. Acoge a más de 600 instituciones con una oferta que supera las 1.000 actividades gratuitas y para todos los públicos e involucra a 3.000 científicos. Participa la Administración Estatal, Asociaciones de pacientes, Asociaciones o instituciones culturales, Ayuntamientos, Centros de investigación, Colegios Profesionales, Embajadas y Centros Culturales, Empresas, Fundaciones, Hospitales, Museos y Centros de Divulgación Científica, Sociedades y Asociaciones Científicas y Universidades, entre otros.
¿Cómo participar? En su página web puedes buscar talleres, conferencias o dinámicas filtrando por el buscador de actividades, de instituciones o de municipios.
Además de las numerosas temáticas en relación con el medio ambiente y la sostenibilidad, te podemos recomendar las siguientes por su relación con la educación ambiental, tanto de la Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid, como de los del Ayto.
- En el Centro de Educación Ambiental Bosque Sur, encontramos: "Conoce los anfibios de la Comunidad de Madrid" y “Tras la huella animal”.
- En el Centro de Educación Ambiental El Cuadrón, encontramos “Taller de entomología creativa”.
- En el Centro de Educación Ambiental de Polvoranca, encontramos “Geología de la Comunidad de Madrid en el Jardín de Rocas de Polvoranca”.
- En el Centro de Educación Ambiental Arboreto Luis Ceballos, encontramos “Científicas al agua”, “El reto de los anfibios”, “Expedición de Mujeres Naturalistas” y “Gymkhana Arbolapp”.
- En el Centro de Información y Educación Ambiental Dehesa de la Villa, encontramos “Inventario Español de Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad”.
- En el Centro de Información y Educación Ambiental El Huerto del Retiro, encontramos “Lucha biológica en el huerto. Cómo elaborar comederos para aves insectívoras” y “Usos y utilidades de los árboles del Retiro”.
Las reservas están abiertas desde el 22 de octubre, por lo que hay que darse prisa porque los aforos pueden estar completos en algunas actividades. Para reservar es necesario enviar el nombre completo y número de DNI de los participantes, edad de los menores si los hubiera y teléfono de contacto a la dirección de correo de cada actividad. ¡Que la ciencia os acompañe! 
Héctor Molero Lombarte

jueves, 8 de noviembre de 2018

GRAN RECOGIDA DE ALIMENTOS


El Banco de Alimentos de Madrid, con el que nuestra universidad ha colaborado en ocasiones anteriores, es una organización benéfica y sin ánimo de lucro, cuyo fin es la consecución gratuita de alimentos para su posterior donación y distribución, también gratuita, entre Entidades Benéficas, legalmente reconocidas, de la Comunidad de Madrid.
  
Como en años anteriores, esta organización lanza la campaña la Gran Recogida de Alimentos. La Gran Recogida, es una gran Operación Kilo que tendrá lugar los días 30 de noviembre y 1-2 de diciembre de 2018 en toda la Comunidad de Madrid, con el fin de recoger 2.700.000 kilos de alimentos no perecederos (latas de conserva de carne y de pescado, aceite, alimentos infantiles, pasta, arroz y legumbres) que se distribuirán entre personas desfavorecidas.

Para ello se necesitan 22.000 voluntarios. Se trata de dedicar cuatro horas en cualquiera de los tres días de la Campaña para atender los 1.105 puntos de donación que habrá en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación en la Comunidad de Madrid.

Entra en hazte voluntario, comprueba los centros con plaza y rellena el formulario con tus datos.

Desde el Grupo de Biblioteca Sostenible os animamos a participar y colaborar en esta iniciativa solidaria.

Inmaculada López López