martes, 24 de septiembre de 2019

Cumbre sobre la Acción Climática ONU 2019

Las emisiones a nivel mundial están alcanzando unos niveles sin precedentes que parece que aún no han llegado a su cota máxima. Los últimos cuatro años han sido los más calurosos de la historia y las temperaturas invernales del Ártico han aumentado 3 °C desde 1990. Los niveles del mar están subiendo, los arrecifes de coral se mueren y estamos empezando a ver el impacto fatal del cambio climático en la salud a través de la contaminación del aire, las olas de calor y los riesgos en la seguridad alimentaria.
Los impactos del cambio climático se sienten en todas partes y están teniendo consecuencias muy reales en la vida de las personas. Las economías nacionales se están viendo afectadas por el cambio climático, lo cual a día de hoy nos está costando caro y resultará aún más costoso en el futuro. Pero se empieza a reconocer que ahora existen soluciones asequibles y escalables que nos permitirán dar el salto a economías más limpias y resilientes.
Los últimos análisis indican que, si actuamos ya, podemos reducir las emisiones de carbono de aquí a 12 años y frenar el aumento de la temperatura media anual por debajo de los 2 °C, o incluso a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, según los datos científicos más recientes.
Por suerte contamos con el Acuerdo de París, un marco normativo visionario, viable y puntero que detalla exactamente las medidas a tomar para detener la alteración del clima e invertir su impacto. Sin embargo, este acuerdo no tiene sentido en sí mismo si no se acompaña de una acción ambiciosa.
El Secretario General de la ONU, António Guterres ha hecho un llamamiento a todos los líderes para que presenten planes concretos y realistas para mejorar sus contribuciones concretas a nivel nacional para 2020, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45 % en los próximos diez años y a cero para 2050.


Los resultados de la pasada "Cumbre del Clima", celebrada el 23 de septiembre en New York han resultado, como suele ser habitual, insuficientes.
La Unión Europea no ha podido presentar un compromiso unitario debido, entre otras razones, a que las elecciones europeas han hecho que la Comisión se encuentre en una situación de interinidad. 
Sin el compromiso de los principales emisores (EEUU, China, India, UE y Rusia) los resultados de estas cumbres no están a la altura de los acuciantes retos que afronta el planeta y que afectan a sus habitantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario